4 soluciones para evitar que un juego fracase en la clase de ELE

 4 SOLUCIONES PARA EVITAR QUE UN JUEGO FRACASE EN LA CLASE DE ELE

 

En los últimos tiempos proliferan en las redes cientos de actividades lúdicas y propuestas de juegos educativos que podemos llevar al aula para que nuestros estudiantes aprendan y practiquen una lengua extranjera en todas sus destrezas y habilidades. Y es que ya ha quedado atrás el utilizar los juegos en la clase de idiomas con el mero objetivo de romper el hielo, de relajarse los últimos minutos de clase o de que los alumnos hagan algo diferente antes de irse de vacaciones. Ahora bien, al igual que cualquier otro material o actividad que llevemos a clase, también un juego nos puede salir mal. Es por ello que este artículo pretende ofrecer soluciones prácticas a posibles problemas que puedan surgir a la hora de llevar una actividad lúdica al aula.

1. El peligro de usar la palabra “juego”

Tenemos que partir del hecho de que no por decirle a nuestros alumnos que vamos a realizar un “juego” vamos a tener su atención, interés o motivación asegurados. A veces, utilizar esta palabra en clase puede ser contraproducente. Muchos estudiantes cuando oyen la palabra “juego” piensan que es el momento de relajarse y de que ya no necesitan prestar atención o concentrarse. Otros se entusiasman y exaltan enseguida, pero cuando el juego no cumple con sus expectativas de lo que es un juego, se van de clase con la sensación de que el profesor les ha engañado y de que no se han divertido tal y como esperaban. Por otro lado, para aquellos estudiantes acostumbrados a métodos de enseñanza más tradicionales o convencionales, “jugar” puede resultar una pérdida de tiempo. Saber que van a hacer un “juego” en clase puede llevar a que pierdan el respeto por nuestra forma de enseñanza, a que consideren nuestras clases poco serias y útiles y a que nos consideren profesores poco profesionales e infantiles. La solución es sencilla: evitar usar la palabra “juego”. De esta forma conseguimos integrar el juego en el proceso de enseñanza-aprendizaje sin defraudar las expectativas de los alumnos, evitando que se distraigan más de lo normal y logrando que asuman ese juego como una actividad normal más con la que van a mejorar y avanzar en el aprendizaje del idioma.

2. La presión de ganar

La presión de ganar en juegos de competición puede resultar, en ocasiones, demasiado estresante para los alumnos. Cuando esto ocurre, los estudiantes se muestran agresivos, tensos y de mal humor, llegando a perder el entusiasmo y a frustrarse por no haber ganado.  Es más, algunos alumnos son tan competitivos que, lo que iba ser una actividad amena y divertida se convierte en una batalla que se nos escapa de las manos. Pues bien, para evitar que los estudiantes sientan demasiada presión por ganar o por hacer ganar al equipo en el que juegan, la solución es llevar al aula juegos sin puntaje o juegos en los que tanto ganadores como perdedores reciban un premio final. Es conveniente explicarles a nuestros alumnos que el fin último de la actividad es que utilicen el español, que aprendan y se diviertan, independientemente de que ganen o no. Está en nuestras manos el hacer equipos o grupos equilibrados, así como variar a menudo los componentes de los mismos para que los estudiantes aprendan a trabajar en equipo y no siempre sean los mismos los que ganen.

3. Reglas poco claras

Aunque se trate de un juego conocido, no podemos dar nunca por sentado que todos los alumnos conocen las reglas del mismo. Uno de los factores más importantes en cualquier juego es que las reglas estén perfectamente claras antes de empezar a jugar. De lo contrario, corremos el riesgo de tener que parar el juego con la consiguiente pérdida de tiempo y de concentración y entusiasmo por parte de los alumnos. Una buena solución, por tanto, es proporcionar a los alumnos el reglamento de forma escrita, ya sea en papel o en la pizarra. Además de explicar y leer las reglas con ellos, es muy recomendable hacer una pequeña demostración del juego para que no quede ninguna duda de qué es lo que deben hacer los estudiantes una vez que empiecen a jugar. Además de establecer las reglas del juego, el profesor deberá asegurarse de que estas se respeten y de no permitir que se cambien en mitad del juego. Por último, es preferible formular pocas reglas de forma clara y breve que ofrecer largas y complejas explicaciones que le quiten a uno las ganas de jugar.

4. La corrección de errores durante el juego

El hecho de interrumpir el juego para corregir los errores de nuestros alumnos no es buena idea, ya que impediría el desarrollo natural de la actividad e influiría negativamente en la participación activa de los estudiantes. No debemos olvidar que cuando el estudiante juega se sienta más relajado y que, por tanto, su producción en español sea más fluida, creativa y espontánea. Es normal, por tanto, que cometa errores gramaticales, de pronunciación o de precisión léxica que de otra forma tal vez no cometería. La mayor equivocación posible es que los alumnos no participen porque les dé vergüenza cometer errores. Por eso, una buena solución podría ser la de que el profesor tomara nota de errores generalizados o sistemáticos para trabajarlos al final del juego o en otra clase más adelante.

Consejos para gamificar la clase Juegos en clase de idiomas #gamificar #gamificación #profedeele

¿Tenéis alguna otra solución que utilicéis en vuestras clases? Si es así, déjanos un comentario en cualquiera de nuestras redes sociales Facebook o Twitter.

Si te ha gustado la entrada puedes compartirla por Pinterest con otros profes.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

O también podéis adquirir el material completo haciendo clic aquí:

Los comentarios están cerrados.

¿Quieres compartir la entrada?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

NUESTROS COLABORADORES

En ELEInternacional contamos con los mejores colaboradores y creadores de contenidos didácticos.

¿Quieres hablar de forma más personalizada por WhatsApp?

Haz clic aquí o envíanos un mensaje a +34 617 928 612 (este número solo acepta mensajes de WhatsApp)

Prefieres enviarnos un email?  Escríbenos a hola@eleinternacional.com y te ayudaremos con lo que necesites.

Muchas gracias a…

Los más de

7.000

PROFES QUE HEMOS FORMADO

Las más de

1.736.000

PERSONAS QUE NOS HAN VISITADO

Las más de

90.000

PERSONAS QUE NOS SIGUEN EN REDES 

Las más de

50.000

DESCARGAS DE MATERIALES DEL BLOG 

All search results

Formulario de Inscripción

Rellena el formulario y descarga el programa

Rellena el formulario y descarga el programa

Rellena el formulario y descarga el programa