Cursos universitarios en colaboración con

5 dinámicas de afectividad para conseguir un aprendizaje afectivo

Dinámicas de afectividad en el aula

Ya hablamos en un post hace poco de la afectividad en el aula de ELE y cómo ser un profesor afectivo. Pero hoy vamos a centrarnos en enseñarte las mejores dinámicas de afectividad para que crees un ambiente afectivo en clase y conseguir así un aprendizaje socio-emocional en el aula.

Este es el tema que tratamos en la segunda sesión del Claustro ELEI porque somos conscientes de la importancia que tienen las emociones en el aprendizaje de idiomas. 

Esperamos que estas ideas las puedas poner en práctica en el aula de ELE ;). 

¿Por qué crear un ambiente afectivo en clase?

Según Arnold y Brown: “Las emociones, los sentimientos, las creencias, los estados de ánimo y las actitudes influyen en nuestra conducta”.

Todo esto al final afecta en la conducta de nuestros estudiantes. Porque como decía Brierly (2013): 

“La emoción es imprescindible para aprender. Se recuerda lo que se siente”.

Nadie aprenderá cosas que no le muevan, que no formen parte de uno. Puedes memorizar contenidos, pero memorizar no es aprendizaje. Y, por tanto, como docentes debemos tener el objetivo de que nuestros alumnos aprendan de manera afectiva.

En definitiva, para que haya aprendizaje, hay que tener en cuenta las emociones. Todo lo que queramos que llegue al cerebro, al final tiene que pasar por el corazón.

Dinámicas de afectividad para trabajar vínculos afectivos en clase con niños y adultos

¿Cómo crear contextos educativos afectivos en el aula? Para ello, debemos centrarnos en estos 4 aspectos.

Te damos a continuación una serie de dinámicas de afectividad para crear ese ambiente afectivo en el aula:

Crear un sentimiento de pertenencia para que forman parte del grupo

Te recomendamos estas dos dinámicas de afectividad para que las pongas en práctica para conseguir crear un sentimiento de pertenencia.

Actividad para fomentar el sentimiento de pertenencia a una grupo

1. Presentaciones: 

Una dinámica de afectividad que funciona muy bien en clase y que ayuda a los estudiantes más tímidos o reservados es la de pedirles que elijan un animal con el que se identifiquen.

El resto de compañeros tienen que adivinar por qué ha elegido ese animal y qué parte de él o ella conecta con ese animal. 

Es una forma de descubrir más acerca de los alumnos y de darles la oportunidad de que nos muestren cosas de ellos conectados con ese animal. Además, los estudiantes se divertirán, ya que tendrán que actuar como el animal durante toda la clase.

Por ejemplo, si alguien elige a un elefante porque tiene buena memoria, será el encargado de hacer un resumen al final de la clase de lo más importante porque tiene buena memoria.

Lo ideal es pedirle a cada uno que aporte cosas positivas, que le caractericen y que lo haga especial dentro del grupo. Muchos se pueden sentir aislados o excluidos, pero esta dinámica hará que se sientan válidos y valorados dentro del grupo.

2. Ovillo de lana:

La segunda dinámica de afectividad es una actividad rápida y divertida para hacer los primeros días de clase. Hay que preguntarles a los alumnos qué quieren conseguir con el grupo. Así el docente puede hacerse una idea de qué esperan de él o ella para adaptar el programa a sus expectativas.

Si queremos potenciar algún aspecto lingüístico podemos preguntarle por una cualidad, qué les gusta hacer en su tiempo libre, etc. Algo que nos permita que todo el grupo comparta cosas.

Para empezar la actividad, el profesor coge la punta de la lana, la sostiene y expone qué es lo que espera del grupo. A continuación, se la lanza a un compañero, sosteniendo la lana que ha cogido. Ahora, el alumno va a decir también qué espera, sostiene su parte de lana y se la manda  a otro compañero. 

Al final, todos han cogido sus trozos de lana y ven que todos estamos conectados. Todos se dan cuenta de que tenemos objetivos y formamos parte de un grupo. Pero para que los objetivos se cumplan tenemos que estar unidos y trabajar en grupo.

Haz una foto de este momento e imprímela. Servirá cuando alguien se sienta excluido para hacerle recordar la pertenencia al grupo. 

Beneficios de aplicar estas dinámicas de afectividad

Conseguiremos lo siguiente:

  • Los alumnos crean sus primeros contactos con los compañeros a través de la lengua que están aprendiendo. 
  • Comparten información para favorecer que se conozcan y conectar entre ellos y el docente.
  • Se crea un ambiente relajado y agradable.
  • Sienten que forman parte de un grupo.

Crear un sentimiento de seguridad: sentirse bien y seguros

En un ambiente educativo, no siempre las energías son positivas. El alumno se estresa, tiene niveles altos de ansiedad, tiene miedo a cometer errores, le da vergüenza hablar en este caso en el idioma que está aprendiendo, etc.

Hay que romper con eso. El alumno tiene que sentirse bien y seguro porque estas emociones negativas le impiden llegar a sus objetivos. 

Para crear este ambiente de seguridad, os proponemos estas dinámicas de afectividad.

3. La carta: encantado de conocerte

Esta dinámica puedes hacerla cuando tienes grupos muy numerosos, donde no siempre podemos estar atentos a todo lo que pasa en el aula, con alumnos más tímidos o si trabajas con textos más profesionales (EFE).

Se trata de escribir una carta o email a tus alumnos (aunque la carta transmite más cercanía y es más especial). En ella te presentas, le hablas de ti, que estás encantado de conocerlos y les animas a que te cuenten cosas sobre ellos.

Escribir una carta

Puedes hacerla al inicio y a lo largo de todo el curso. Además, lo ideal es que te respondan y acabar con una carta haciendo balance del final del curso. Incluso puedes enviarle una postal de la ciudad en la que vivas. La verán como un regalo muy especial. 

4. Reflexión sobre lo que antes no podías hacer y con el tiempo sí lograste

Esta otra dinámica de afectividad consiste en hacer ver, sobre todo a los alumnos con una autoestima baja, qué cosas han conseguido a lo largo de sus vidas y de las que no son conscientes. 

Lo primero será decirles que se pongan en el lugar de un bebé y que reflexionen qué cosas no puede hacer ese bebé. Con el tiempo, ese bebé va creciendo, se convierte en niño y ya hay cosas que antes no podía hacer y ahora sí. Son cosas que con el tiempo y esfuerzo se logran.

Esta es una reflexión interesante tanto para niños como para adultos para ayudarles a aumentar su autoestima. 

Tu papel como docente es ayudarles como guía y hacerles ver que sí pueden lograr todo aquello que se propongan y trabajar en la autoestima positiva.

Beneficios de crear un ambiente seguro de aprendizaje

  • Aumenta la calidad de la interacción entre los participantes.
  • Mejora las relaciones de cooperación y el grado de implicación personal.
  • Mejora del sentido de orden y disciplina.
  • Aumenta el nivel de confianza y satisfacción individual.

Crear un ambiente relajado

Este tercer punto es la relajación. El estrés afecta al rendimiento escolar y es el que impide aprender de forma efectiva. Para trabajar esta ansiedad te traemos una técnica que no falla: la música.

5. La música

Tiene un poder grande para ayudarles a concentrarse y a relajarse. ¿Vale cualquier música? No. De lo que se trata es de trabajar con música para crear estos ambientes y que ayude al proceso y no a la adquisición de la lengua. 

Si los estudiantes tienen que preparar una presentación o buscar información para hacer un resumen, la música puede ayudarñes a concentrarse y a ser más creativos. 

Alumna concentrándose al escuchar música relajante en clase

Es una herramienta y puede tener efecto negativo, por eso es importante seleccionarla bien. Para ello, te recomendamos:

  • Música sin letra, melódica.
  • Música que no sea conocida.

La forma en la que nos comunicamos con ellos es otro factor importante para crear un ambiente relajado. 

Beneficios de usar la música para crear un ambiente relajado

Mostrar entusiasmo

El último punto y el más importante es mostrar entusiasmo a los alumnos. Y transmitir que lo que estás haciendo te apasiona. Esta es una de las cualidades de un profesor.

Piensa en ese profesor favorito cuando estábais en la escuela o en la universidad. ¿Por qué es tu favorito? Lo fue no por la asignatura que impartía, sino por cómo era como docente. Así aprendías mejor. 

¿Por qué no pruebas y eres ese profe que te inspiró? Sin centrarte tanto en el final y más en el proceso. Esto es clave para crear un ambiente que les de seguridad, donde se sientan tranquilos, y con ese sentimiento de pertenencia al grupo. 

La inspiración y el entusiasmo proyectados por el docente pueden lograr un clima psicológico adecuado en el que los miembros de un grupo encuentren seguridad, confianza y motivación trabajando juntos (Puchta). 

¿Qué te han parecido estas dinámicas de afectividad para trabajar los vínculos afectivos en el aula de idiomas? 

Deja un comentario

¿Quieres compartir la entrada?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en pinterest
Compartir en email

NUESTROS COLABORADORES

En ELEInternacional contamos con los mejores colaboradores y creadores de contenidos didácticos.

¿Quieres hablar de forma más personalizada por WhatsApp?

Haz clic aquí o envíanos un mensaje a +34 617 928 612 (este número solo acepta mensajes de WhatsApp)

Prefieres enviarnos un email?  Escríbenos a [email protected] y te ayudaremos con lo que necesites.

Muchas gracias a…

Los más de

11.500

PROFES QUE HEMOS FORMADO

Las más de

4.300.000

PERSONAS QUE NOS HAN VISITADO

Las más de

135.000

PERSONAS QUE NOS SIGUEN EN REDES 

Las más de

57.500

DESCARGAS DE MATERIALES DEL BLOG 

Todos los resultados de búsqueda